Información:

¿Qué es la terapia familiar en grupo?

La psicoterapia de grupo es una forma especial de terapia en la cual el grupo reunido, es guiado por un/a psicoterapeuta profesional, para ayudarles individual y colectivamente.

La psicoterapia de grupo, al igual que la psicoterapia individual, está destinada a ayudar a las personas a conocerse a si mismas, a tomar consciencias de cual es el origen de sus problemas o bloqueos para así poder mejorar su relación familiar tanto emocional como psicológicamente. Al resolver sus conflictos, reencontrar el equilibrio emocional, estimular su crecimiento personal, potenciara sus capacidades para aceptar, entender y ayudar a su hijo/a o a los padres desarrollando sus sentimientos.

El objetivo de esta terapia en grupo es ayudar a resolver las dificultades emocionales o psicológicas que surgen en la vida cotidiana de la familia, creando dificultades en la comunicación, la armonía, en el desarrollo de los sentimientos y otros aspectos importantes de la familia.

La terapia de grupo es tan eficaz porque las personas sienten que no están solas con su problema, que hay intermediarios que aportan soluciones y se crean nuevas esperanzas reales. Por otra parte, la posibilidad de compartir sus emociones y pensamientos sin miedo, permiten otros ángulos de visión que dan otra cohesión en la familia y conduce a cambios emocionales más estables a lo largo del tiempo.

Al principio algunas personas son reacias a involucrarse en una terapia de grupo, surgiéndole muchas preguntas o dudas, pero nadie será obligado a participar si no quiere.

Una de las finalidades de esta terapia es dar información del por qué y cómo se llega a situaciones determinadas con los hijos o con los padres, generando determinados estados emocionales o psicológicos que llegan a desestabilizar nuestra vida emocional, para así tener la oportunidad de activar nuestra propio terapeuta el cual nos ayude en futuros conflictos y no tener dependencias de nadie o nada. La idea es que al llegar al conocimiento y entendimiento de lo que sucede, la persona puede “mejorar su vida emocional” no tanto a través del terapeuta, sino a través de sus enseñanzas, directrices, bases para reconocer el origen generador del tema, ejemplos, y al activar la voluntad, al hacerlas, entenderlas y seguirlas, sentirán el gran cambio que le lleve a lo que tanto han anhelado.

Previamente el terapeuta  elige como candidatos para el grupo a aquellas personas que pueden beneficiarse de este tipo de terapia y en base a la problemática expuesta.

Los que pueden beneficiarse

Esta terapia de grupo puede ayudar a todos los miembros de la familia, siendo la limitación su falta de receptividad, apertura y voluntad en seguir las pautas ofrecidas. Aunque esta enfocada para los hijos y los padres indistintamente, se puede asistir sol@ ya que lo que importa es saber donde radica lo que nos separa o impide un entendimiento. Algunos ejemplos:

Dificultades para entenderse

Dificultades en las relaciones dentro de la familia

Los padres se sienten frustrados por los resultados de los hijos

Los hijos se siente frustrados por la incomprensión de los padres

Los hijos no siguen las directrices de los padres

Los padres no saben como conectar con los hijos

Problemas con los estudios

Sometimiento a Bullying

No existen padres, hijos ni familias perfectas. Es normal que se presenten desencuentros y rupturas que generen sufrimientos emocionales en los miembros de una familia, porque siempre han existido los problemas generacionales. Se convierte en problema cuando se desfasan los hechos naturales.

Al ser la familia un sistema, cuando uno de sus integrantes tiene un problema los demás también sufren y se ven afectados. Con esta terapia familiar se genera un espacio de comunicación y reflexión entre los integrantes de una familia, para buscar negociar acuerdos, mejorar la convivencia y encontrar soluciones a los problemas.

Cada grupo trabajara sobre un tema o varios compatibles que consideremos de interés para las familias. El grupo convocado será para padres con problemas con sus hijos, o para hijos con problemas varios. La terapia es práctica y se proporcionan pautas de actuación a los padres e hijos, con un espacio para la resolución de dudas individuales.

La familia constituye el principal contexto de desarrollo para los niños y adolescentes. Educar es una tarea complicada que requiere aprendizaje y preparación, máxime en una sociedad cambiante que evoluciona muy rápidamente y ofrece diversas influencias.

La educación es una labor importante en la que el cariño e ilusión de los padres, no son siempre suficientes, de hecho nadie nos enseña a SER PADRES. Nuestras terapias pretenden aportar una guía en el camino, así como el apoyo y acompañamiento necesarios para favorecer el desarrollo y el bienestar de cada miembro. Se trata de una actividad donde se proporciona conocimiento, intercambio y resolución de dudas e inquietudes. Aunque por lo general se considera que el problema se da especialmente en un miembro, no se puede tratar este de forma aislada, ya que el resto de la familia contribuye cada uno de una manera para que se dé.

¿Cuáles son los requisitos para participar en un grupo terapéutico?

El psicoterapeuta analiza las características de cada persona y sus metas terapéuticas, para valorar sus necesidades y su posible integración en el grupo, según la tipología que se convocara. Entre los requisitos más comunes para participar en una terapia grupal se encuentran:

Capacidad para realizar tareas y convivir en grupo.

Motivación por participar en la terapia grupal.

Compatibilidad entre los problemas de la persona y los objetivos terapéuticos del grupo.

Compromiso de asistencia a las distintas actividades.

Actitud respetuosa, en la que no tengan cabida las críticas negativas, el sarcasmo y la humillación.

A menudo se pretende que el terapeuta a modo de receta proporcione una solución casi inmediata a nuestro problema, y la solución del mismo siempre dependerá de la persona, llegando a la compresión de lo que se le da a conocer, viviendo las directrices que el terapeuta les ofrece y activando la voluntad en perseverar hasta conseguir el objetivo.

La sesión de terapia de grupo es una tarea en colaboración, en la que  el terapeuta asume la responsabilidad clínica del grupo y sus miembros. Dentro de la reunión los miembros se ocupan de expresar de la manera más libre y honesta posible sus problemas, sentimientos, ideas y reacciones. Esta exploración da a los miembros del grupo la materia prima para comprenderse y ayudarse.

A menudo resulta más fácil ver desde fuera (efecto espejo) la causa y soluciones, por lo que se permitirá participar al resto de los miembros como "ayudantes terapéuticos" de manera controlada y en base a la información genérica que previamente se ira proporcionando.

¿Si uno participa en el grupo, necesita también terapia individual? 

Eso depende de la persona. A veces, la terapia de grupo representa la forma de tratamiento principal para la persona debido a sus prejuicios, desconocimiento o bloqueos. En la mayoría de los casos, esta combinación de los dos géneros de terapia tiene efectos multiplicadores, potenciando lo positivo de cada uno.

¿En qué se basa la utilidad de la psicoterapia de grupo? 

¿Qué voy a lograr con este paso? ¿Habrá suficiente tiempo en un grupo para escuchar mis problemas? ¿Que pasará si me caen mal los demás miembros del grupo? Es normal tener preguntas o dudas cuando uno piensa entrar a un grupo. Integrarse a un grupo tiene valor en gran parte porque brinda la oportunidad de aprender como piensan y sienten las otras personas. Llegamos a entender mejor nuestra forma de pensar y actuar y la de los demás.

Vemos como los miembros del grupo reaccionan entre ellos. Convivimos a diario con otras personas, y nos podemos beneficiar hablando de nuestras experiencias y nuestros conflictos con los demás. En el grupo, aprenderás que quizás no eres ni tan diferente ni estás tan sólo como pensabas. La colaboración entre los miembros de la familia es muy importante, enfrentando problemas comunes, pero también es suficiente con que uno de los miembros lleve a cabo su propio cambio para que se de un repercusión positiva. El compartir con los demás lleva a salir de uno mismo y al hacerlo tendremos una perspectiva diferente de lo que somos y vivimos. Esto es uno de los mayores beneficios de la psicoterapia de grupo. Cuanto más se involucre uno en el grupo, más provecho obtiene.

¿En el grupo, van a estar incluidas parejas con problemas parecidos a los míos?

Normalmente, el grupo incluye una variedad de personas que pueden aprender unos de los otros. A veces tienen problemas similares, pero no es siempre necesario que sea así. La parte teórica sí será en su forma genérica aplicable a sus problemáticas.

¿Cuál es el compromiso temporal que tendría que hacer?

La duración programada será de 5 días completos en régimen de alojamiento y manutención, por lo que la convivencia será más plena y enriquecedora. Si no se cubre este tiempo, no se pueden dar resultados mínimos.

Siempre será la persona libre para dejar la terapia si así lo desea.

¿Y si me siento incómodo/a hablando de mis problemas en presencia de extraños? 

No hay presión para participar en cualquier actividad, y muchas personas sienten que prefieren sentarse y escuchar las primeras sesiones antes de comenzar a confiar en el grupo. Es posible al principio sentirse incómodo/a o confuso/a en un grupo. Pero poco a poco se gana confianza y surge el interés. La mayoría de los participantes llegan a sentirse muy aliviados, porque encuentran que el grupo de terapia representa un lugar privado y confidencial donde se pueden desahogar aunque este no es el fin de la terapia. La mayoría de las personas que han participado en la psicoterapia grupal de padres o hijos, afirman que la experiencia tuvo buenos resultados, y sì la enseñanza que se recibe se contrasta y aplica a cada situación es màs enriquecedora.

¿Cómo se desarrolla?

Nuestros grupos terapéuticos son reducidos, y como se ha mencionado preseleccionados previamente. Conformados normalmente por padres o bien por hijos, lo que no impide la asistencia de ambos por separado.

Las sesiones tienen lugar de forma continuada, haciendo una presentación e introducción el sábado por la tarde y dándose por finalizado el jueves a última hora.

Este espacio de tiempo quedara distribuido de forma que habrá una parte de teoría donde se da ha conocer cómo y por qué se generan determinados estados psicológicos y emocionales que han llevado a la situación familiar presente, sesión de terapia grupal, paseos por la naturaleza compartidos o en solitario, tiempo de reflexión…

  • Fecha: 29 de julio al 3 de agosto 2017.
  • Precio: GRATUITO.
  • En la FUNDACIÓN NEGHADÁ queremos que todos tengan una oportunidad para mejorar su estado psicológico o emocional, porque ello mejorara sus vidas. Por esta razón la TERAPIA es subvencionada por la propia Fundación, por tanto gratuita, pero dado el coste que suponen otros gastos como la alimentación, suministros, etc. se aceptaran donativos para compensar éstos.

  • Incluye: terapia y alojamiento en régimen completo.
  • La admisión será previa solicitud. Pulsa aquí si estás interesado.
  • Se llevarán a cabo en grupos de 10 a 15 personas.

<b>